EL BUEN HUMOR DUPLICA EL ÉXITO DE LA FECUNDACIÓN IN VITRO

Una investigación israelita concluye que las mujeres que, tras el procedimiento de FIV, reciben la visita de un Doctor Sonrisa duplican las posibilidades de quedarse embarazadas.

Los conocidos como “Doctores Sonrisa”, es decir, el grupo de personas con formación artística y psicosanitaria que aportan el buen humor en visitas hospitalarias, también tienen beneficios sobre el éxito de las técnicas de fecundación in vitro (FIV). En concreto, una investigación realizada en Israel concluye que las mujeres que tras el procedimiento de FIV, reciben la visita de un Doctor Sonrisa duplican las posibilidades de quedarse embarazadas.

“Las pacientes que se someten a FIV están increíblemente estresadas”, afirma el especialista en FIV, Shevach Friedler, de la Sackler Faculty of Medicine, de Israel, quien asegura que, por este motivo, decidió llevar a cabo la investigación. “Creo que esta intervención tan sencilla puede ser beneficiosa para las mujeres en momentos tan cruciales como los instantes inmediatos a los procedimientos de fertilización in vitro”, explica Friedler.

El estudio, publicado en Fertility and Sterility, se ha realizado sobre 219 mujeres. De ellas, 110 han recibido, tras los procedimientos de FIV y durante 15 min, la visita del humorista, mientras que el resto ha actuado como grupo control.

(Fuente: jano.es)

LA MEDITACIÓN INCREMENTA EL ÉXITO DE LA FECUNDACIÓN IN VITRO

La literatura recoge numerosas evidencias de que el estrés y la angustia reducen el éxito de la fertilización in vitro

Las mujeres que sobrellevan el estrés del tratamiento de la infertilidad con menos preocupación son casi dos veces más propensas a quedar embarazadas que las que no usan esa estrategia, según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores del Rabin Medical Center (Israel) y publicado en el último número de la revista Fertility and Sterility (2009;92:1384-1388).
 
Los resultados, según indica la Dra. Nathalie Rapoport-Hubschman, directora de la investigación, sugieren que técnicas como la meditación mejorarían las probabilidades de embarazo. “Existen cada vez más evidencias de que el estrés y la angustia reducen el éxito de la fertilización in vitro (FIV). Pero las evidencias de los efectos de otros factores psicológicos no son concluyentes”.
 
La teoría expuesta por los autores defiende que los mecanismos para contrarrestar problemas como la ansiedad y la angustia influirían en el éxito de la FIV. Así, y mientras que esas estrategias orientadas a los problemas son una forma efectiva de superar situaciones que una persona puede controlar, el equipo sugiere que las estrategias “orientadas a la emoción” serían una forma no tan estresante de sobrellevar el tratamiento de la infertilidad.
  
“Altamente incontrolable”
 Los autores estudiaron a 88 mujeres que se sometieron a FIV, de las que 21 quedaron embarazadas. Los únicos factores que influyeron independientemente en el éxito de la FIV fueron la edad de la mujer y su propensión a relajarse ante la situación en el momento basal del estudio.
 
Como apuntan los autores, el tratamiento de FIV es “altamente incontrolable. Y cuando es imposible el control, lo más efectivo es concentrarse y regular las emociones asociadas”.
 
Las mujeres que no usan ese enfoque pasarían más tiempo preocupadas y pensando si quedarán o no embarazadas, una situación que puede afectar a varios sistemas del organismo. “El siguiente paso lógico sería probar si la meditación, orientada a ceder el control, mejoraría los resultados reproductivos en mujeres bajo tratamientos de FIV”, concluyen los autores.
(Fuente: jano.es)